viernes, 14 de febrero de 2014

ENTREVISTA A IRWEN Y A RAFAEL FERRERO








Estamos con los organizadores del evento “Aurum Masquerade”, que tendrá lugar el día 29 de marzo de 2014 en el Hostal de los Reyes Católicos (Santiago de Compostela).

¿Qué tal Rafael y Irwen?
Irwen: ¡Muy bien, gracias!
Rafa: Muy buenas, es un placer.

El año pasado fue la primera edición de Aurum Masquerade y fue todo un éxito. ¿Qué expectativas hay para la segunda edición?

Irwen: Principalmente ampliar el espacio, llegar a más gente y pulir los fallos de la primera edición.

Rafa: Tenemos pensado establecer alguna tradición que haga participar más a los asistentes, nos encanta disfrutar de ellos ya que son todos asombrosos. Mi ilusión particular sería alcanzar los cien asistentes.

Muy resumidamente ¿Qué podríais contarnos acerca de un baile de máscaras? ¿Qué pautas y costumbres habría que tener en cuenta?

Irwen: Antiguamente, los bailes de máscaras eran eventos sociales de gran relevancia. Al reunir a la flor y nata de la nobleza y burguesía de la ciudad o país, eran la ocasión perfecta para los grandes anuncios, las presentaciones en sociedad... o sencillamente para dejarse ver. Dada la importancia del momento, existían un sinfín de normas y protocolos, reunidas para facilitar su aprendizaje en manuales de sociedad. Por ejemplo, ninguna dama podía entrar sola en el salón (debía hacerlo siempre acompañada de un caballero); si los anfitriones tenían una hija, todos los caballeros deberían de bailar con ella; los anfitriones no podían permitir que ninguna mujer en disposición de bailar permaneciera sentada toda la noche y de hecho, la anfitriona no podía bailar si alguna otra mujer no tenía pareja. Como ven, los bailes de máscaras eran situaciones sociales muy complejas, con normas que hoy en día resultan algo trasnochadas. Pero no deseo aburrirles con los detalles históricos, por lo que les recomiendo a los interesados que le echen un vistazo a este completísimo artículo del Museo del Romoanticismo: http://museoromanticismo.mcu.es/web/archivos/documentos/pieza_mes_enero_2011_mr.pdf
En cuanto al Aurum, hemos hecho acopio de algunas de las normas de la época, modernizándolas en según qué casos: por ejemplo, siempre pedimos que todos los invitados bailen, al menos, una pieza. A mayores, enviamos a todos nuestros asistentes una “tarjeta de baile”, artículo típico en los bailes de época que contenía un listado de las piezas que sonarían durante la noche y que permitía tomar buena nota de las personas con las que se había apalabrado cada baile, a fin de evitar despistes.

Rafa: En la época victoriana se consideraba de mal gusto bailar con tu pareja en este tipo de eventos ya que se organizaban precisamente para relacionarse con otras personas. Nosotros nos saltamos esa norma ya que somos conscientes de que no hay muchas otras oportunidades de practicar estos.
Mi consejo es que reserven piezas para los amigos con quienes deseen bailar a la vez que conceden y solicitan bailes, que es una excelente manera de conocer gente.
Escogeremos también al rey y la reina del baile, que son, según votación de los asistentes, los mejor caracterizados, a ellos les pedimos que bailen una pieza sorpresa; la del año pasado fue un tango.
Quizá el cuerpo central del evento sea el sorteo. Se trata de repartir entre los asistentes objetos donados por aquellos que desean compartir sus habilidades artesanales. Ya el año pasado tuvimos un aluvión de donaciones y este año vamos por el mismo camino. La mayoría son piezas de ropa y complementos relacionados con el dresscode del evento, muchos de los cuales son piezas únicas creadas para la ocasión.
Ni que decir tiene que se asume que todos los asistentes se comportarán con la mayor corrección de que sean capaces. Esto no quiere decir que no se diviertan.

¿Qué os llevó a organizar un evento de estas características?

Irwen: La idea inicial del Aurum no era específicamente un baile de máscaras, sino sencillamente una excusa para reunirse con amigos y conocidos, conocer gente nueva, sacar nuestras mejores galas y disfrutar de una agradable velada. La película de Labyrinth y el grupo de música japonés Malice Mizer probablemente hayan tenido bastante que ver con el aspecto final del evento. Cabe destacar que fueron Lady Catnip y Miss Anshin R. Doyle quienes nos animaron a poner en marcha todo esto, algo que les agradezco profundamente.

Rafa: Bueno hemos forjado nuestra imaginación a base de películas de fantasía, novelas y juegos de rol. La idea dio varios tumbos pero se hizo realidad.

¿Qué tipo de canciones sonarán durante la velada? ¿Normalmente todos los asistentes son buenos bailarines, o hay algún que otro traspié durante el baile?

Irwen: La primera parte de la velada está conformada por tres tipos de piezas clásicas: minués, valses y polkas. El vals y especialmente la polka son sencillos de aprender y fáciles y divertidos de bailar. El minué resulta algo más complicado, pero siempre pedimos a una pareja que abra el baile con una pequeña demostración. La parte clásica del baile termina con el gallop de Orfeo de los Infiernos (más conocido como “El Can-can”). La última parte del Aurum está dedicada a los siglos XX y XXI.
Los traspiés son como las meigas... habelos, hailos. Pero el Aurum tendría muchas menos anécdotas divertidas que contar si no los hubiera. Lo importante es que nadie deje de bailar por ello, el objetivo es pasarlo bien.

Rafa: La mayoría no somos bailarines en absoluto pero me consta que la gente practica al menos un par de veces antes de la fecha para poder defenderse. De todos modos no son bailes complejos.

¿Hay cabida para el ambiente steampunk y la fantasía en Aurum Masquerade?

Irwen: Por supuesto. El steampunk es uno de los pilares de nuestro dresscode y siempre estamos abiertos a la introducción de elementos fantásticos en los atuendos de nuestros invitados.

Rafa: Además al ser un baile de máscaras el protocolo se retrae ante la imaginación.

En un territorio como Galicia lleno de magia y misticismo, ¿es un baile de máscaras algo corriente o quizás estáis poniendo de moda una nueva tendencia en el territorio?

Irwen: Es curioso cómo, hasta la organización del primer Aurum nunca oí hablar de ningún baile de máscaras en Galicia, pero a raíz de celebrarlo algunas personas me comentaron que se habían celebrado algunos en los años anteriores. Desde luego, me encantaría poder asistir a alguno.

Rafa: Lo mismo digo, me encantaría participar en alguno.

¿Tenéis pensado organizar más eventos de este tipo a lo largo del año?

Irwen: Seguramente no. Aunque algunas personas nos pidieron que organizásemos más de un Aurum al año, lo cierto es que creemos que una frecuencia excesiva terminaría por saturar a los asistentes. Preferimos hacer del Aurum una ocasión muy especial.

Rafa: Sin embargo es habitual que organicemos otros eventos ya sea en solitario o colaborando con otros aficionados y asociaciones.

La gente que seguramente asista a Aurum Masquerade debe ir con la idea de pasar una noche y una velada inolvidable ¿Creéis que la noche del 29 de Marzo se bailará hasta el amanecer?

Irwen: El Aurum termina oficialmente a las 12 de la noche, momento en el que suena la última pieza. Pero... ¿quién sabe que ocurrirá a partir de ahí?

3 comentarios:

  1. Poniendo los dientes largos, buff, a ver quien espera hasta el día 29... no llega el día XDD

    Fantástica entrevista.

    ResponderEliminar
  2. Genial la entrevista, me ha encantado :)
    Gracias a Irwen y Rafa por hacer el Aurum realidad!! :D

    ResponderEliminar
  3. Animo chicas, ya queda poquísimo de la cuenta atrás XDDD

    ResponderEliminar